Select Page

Moscas Volantes y Centelleos

Agenda Tu CitaMárcanos

Los puntitos pequeños que muchas personas ven moviéndose en su campo visual se denominan moscas volantes. Suelen observarse al mirar un fondo simple, como una pared o el cielo. Estos cuerpos flotantes fueron descritos hace mucho tiempo, por los romanos, que los llamaron “muscae volitantes” o moscas volantes.

Las moscas volantes son trocitos pequeños de la gelatina que se forma en el humor vítreo, el líquido transparente y gelatinoso que llena la cámara interior del ojo. Aunque parecen estar frente al ojo, en realidad flotan en el líquido que se encuentra dentro del mismo, y son percibidos por la retina (la capa ocular interior sensible a la luz) como sombras.

La aparición de moscas volantes, ya sea en forma de pequeños puntos, círculos, líneas o telas de araña, puede causar gran preocupación especialmente si es súbita; pero generalmente es de poca importancia y corresponde al proceso de envejecimiento.

Con el tiempo, la gelatina vítrea se encoge, se separa de la retina y causa moscas volantes. Esto es especialmente común en personas miopes o después de una operación de cataratas.

¿Podrían ser graves las moscas volantes?

Cuando la gelatina vítrea se separa, la retina puede desgarrarse y causar algunas veces una pequeña hemorragia en el ojo, lo que puede aparecer como un grupo nuevo de cuerpos flotantes. Si este desgarre se convierte en un desprendimiento de retina, puede ser grave. Algunas veces, aunque raras, las moscas volantes son el resultado de inflamación dentro del ojo o de depósitos de tipo cristalino que se forman en el humor vítreo.

Sin un examen hecho por un oftalmólogo, no hay manera de averiguar si las moscas volantes son graves. Cualquier aparición brusca de muchos puntos flotantes nuevos o de centelleos de luz debe ser evaluada por su oftalmólogo.